El guardián entre el centeno, de J.D. Salinger

5 ene. 2015



SINOPSIS

Las peripecias del adolescente Holden Cauldfiel en una Nueva York que se recupera de la guerra influyeron en sucesivas generaciones de todo el mundo. En su confesión sincera y sin tapujos, muy lejos de la visión almibarada de la adolescencia que imperó hasta entonces, Holden nos desvela la realidad de un muchacho enfrentado al fracaso escolar, a las rígidas normas de una familia tradicional, a la experiencia de la sexualidad más allá del mero deseo.


MI OPINIÓN FUGAZ 

Tales eran las expectativas que la sociedad y el mundo literario me habían creado en cuanto a este libro, que me llevé una de las más grandes decepciones literarias del año. Así es, debo de ser la única persona a la que no le ha gustado esta novela. Personajes poco profundos, protagonista con rasgos de típico adolescente inmerso en una rutina demasiado pesada, acciones con poca vida intentan agitar un relato para mí muerto casi desde el principio. Algo a destacar es la crítica de Salinger a la sociedad de su tiempo que se puede leer entre líneas a lo largo de toda la obra y que puede trasladarse a la sociedad actual sin grandes diferencias, aunque no creo que una persona muy joven sea consciente de este hecho.

La opinión general afirma que para leer esta novela uno tiene que hallarse en plena adolescencia, mas mi humilde opinión es que ni en mis años más mozos me hubiera calado hondo esta historia. Quizás es cuestión de personalidades y caracteres. He leído género juvenil e infantil que me ha llenado y maravillado, pero este no ha sido el caso.


Lo mejor: un contexto creíble. Reflejo de la inmadurez del protagonista realmente bueno. 

Lo peor: el argumento no me ha enganchado en ningún momento.




CITA DESTACADA

“La vida es una partida y hay que vivirla de acuerdo con las reglas del juego.”

19 comentarios:

  1. Hola este año me propuse a leer este clásico, a ver que me parece
    Saludos :D

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! encontré de casualidad tu blog y me parece muy bueno, así que me quedo por aquí :) Te invito a pasarte por el mío si quieres, por si te gusta.
    Este libro nunca me ha llamado mucha la atención, no se si tal vez algún día acabo leyéndolo de todos modos jajaj
    Muchos saludos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola^^! Acabo de cruzarme con tu blog y me quedo ;)
    Respecto al libro, no sé si leerlo o no :s Saludos<3

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    El libro me llamaba bastante, pero al final no sé que voy a hacer. Hay opiniones muy dispares.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Gracias por pasarte a mi blog.

    Espero leer al menos una reseña del libro porque yo le tengo muchas ganas y quiero saber la razón de porqué no te ha convencido, a ver si no está tan bien como creo :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta semana aumentaré un poco las entradas que llevo hasta ahora, con opiniones breves pero concretas. Si te cuadra, verás la razón de mi decepción :P
      Muchas gracias por el comentario, un beso, nos leemos!

      Eliminar
    2. Eso estaría genial ^^ Me pasaré para leerlas ;)
      Besos<3

      Eliminar
  6. Hola! Una amiga leyó este libro en el instituto y dice que la encantó. Yo he visto opiniones de todo tipo, así que tendré que leerlo para poder juzgarlo! Un saludo y buen blog :)

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Es una pena que no te haya gustado. ¿Cómo es? A ver, yo creo que es un libro muy enfocado a cierto rango de edad y a partir de una edad concreta se tiene que leer mirándolo diferente. Aún así, es una pena porque es un libro con el que yo disfruté muchísimo.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Puede ser, Isa-janis, pero he leído todo tipo de libros y de géneros, también juveniles e infantiles, obviamente sabiendo que hay que adaptar la mente, y esta obra me ha decepcionado. Definitivamente no tiene que ver la edad, al menos en mi caso. No sé por dónde coger esta novela.

      Te agradezco la opinión! Un beso :)

      Eliminar
  8. A mí me decepcionó bastante. Creo que es un libro para leer en un determinado momento de la vida y, en mi caso, me temo que llegué tarde.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso, no ha tenido que ver la edad, pues he leído más libros juveniles e incluso infantiles con mi edad actual y no he tenido ningún problema. Creo que si hubiera leído "El guardián entre el centeno" 10 años antes, mi cabeza (con mi personalidad de entonces) no lo hubiera disfrutado en absoluto. Decepción enorme.

      Gracias por tu opinión Zamarat! Un beso!

      Eliminar
  9. Es un libro raro, raro... Muy diferente a todos los que he leído. El protagonista es tan raro como su autor y tal vez nos habla de su propio vacío existencial. Nada le interesa, nada le produce alegría, excepto sentirse como un guardián entre el centeno, algo que ha leído en un poema que habla de unos niños que juegan entre el centeno, sin saber que están casi al borde de un abismo. Él siente que su misión en la vida es cuidar de esos niños y solamente eso le da sentido a su propia existencia. De ahí el título (también bastante rarito).
    Yo me lo pasé bastante bien. Hay detalles muy graciosos. Lo que nunca entendí es porque lo consideran un libro para adolescentes. Yo a esa edad no lo hubiera entendido. Tampoco conozco a ningún adolescente que se exprese tan bien como el protagonista. Se lo recomiendo a jóvenes de 40 a 90 años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, gracias por tu opinión, tan detallada y tan interesante. :) A mí no me hizo disfrutar tanto como a ti, lo que sí comparto contigo es que no creo que sea un libro exclusivamente para adolescentes.Creo que es más profundo y tiene más significado que los que pueda entender en principio un adolescente (por supuesto, hablo de un "típico adolescente", no todos tienen la misma madurez). Pero a mí, este libro no me ha llegado.

      Un beso enorme Isabel!

      Eliminar
  10. Lo he leído y coincido con Isabel Buelta: raro, raro, como "El señor de las moscas". Ambos libros los recomendaban en el colegio de mis hijos para niños de 11 ó 12 años. No sé... no lo veo. En el fondo el protagonista tiene un punto de ternura que sí queda reflejado. Me quedé con eso. Coincido en que hay libros que se "divinizan" y parece que una es rara si no le gustan demasiado y no le generan una "revolución interior". Me gusta tu blog. He llegado por casualidad, por tu comentario en otro. El mío es desdemiventanilla.blogspot.com . Por si te quieres pasar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Zarzamora. Estoy de acuerdo contigo, me siento identificada con lo que dices. ¡Un beso! :)

      Eliminar
  11. Una persona puede tener un carácter con rasgos celosos, y en base a esos rasgos identificarse con el «Otelo» de Shakespeare. Sin embargo esos son rasgos, pese a su gran difusión, más bien específicos, mientras que la juventud, los inevitables vaivenes psicológicos de la pubertad –tan difusa, tan ingenuamente unilateral– son comunes a todo el mundo. Es por ello que la presente opinión sobre «El guardián entre el centeno» me ha resultado muy curiosa. En ella, muestras desafección por unos personajes "poco profundos" y un protagonista "con rasgos de típico adolescente" y con una "rutina demasiado pesada", y haces luego hincapié en que con diez años menos "no lo hubiera disfrutado en absoluto". Ahí está lo curioso: que toda la novela está encarada a plasmar ese periodo (más allá del protagonista, también sus peripecias y el resto de los personajes), y, o la labor de Salinger no fue completamente universal (si no, como he explicado, te habrías sentido de alguna forma identificada) o bien tuviste una adolescencia muy alejada de esas tribulaciones, cosa que creo que hubiera sido muy interesante detallaras en esta entrada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola Alex nam dive!

    Me siento halagada por recibir tanta atención por tu parte. Sin embargo, veo que curiosamente te quedas con cuatro palabras que he escrito, que obviamente extraídas de su contexto pueden sonar muy simples. Comentas que quizás tuve una adolescencia alejada de esas tribulaciones, y creo que aunque brevemente -en eso se basa este blog- he explicado que quizás el gusto por esta novela está relacionada con diferentes caracteres y personalidades. Sí he tenido una adolescencia de plagada de altibajos -hormonales- como suele ser común a toda la especie. Pero para nada he llegado a verme reflejada en el personaje protagonista. En ningún momento.
    El autor no me ha transmitido nada más allá de la inmadurez de un adolescente, y pienso que podría haber ahondado mucho más en el interior de Holden. No todo en los adolescentes es odio, rechazo e imprudencia.
    Me parece la visión más pesimista de la adolescencia que he leído. Y una novela sobrevalorada.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el último párrafo dices algo muy interesante que, por lo demás, si se me permite el consejo, incluiría en la propia entrada por su valor esclarecedor.
      Agradezco tu pronta y detallada respuesta; dice mucho del trato de este blog, que está empezando y al que deseo animoso porvenir.
      Un saludo.

      Eliminar